LABORATORIO DERMOCOSMÉTICO                            

LABORATORIO DERMOCOSMÉTICO    

Las partes del casco del caballo

Conocer las partes del casco del caballo es fundamental para empatizar con las sensaciones que puede estar experimentando tu animal. Y es que, a pesar de que a priori ningún observador casual le prestaría una especial atención, se trata de una de las zonas más relevantes de su cuerpo.

Por consiguiente, vale la pena que retengas sus funciones principales y aprendas a distinguir sus subdivisiones. De esta manera, estarás en condiciones de entender la importancia que revisten para los equinos y podrás anticipar algunos de los problemas de salud más graves que les pueden llegar a afectar.

A continuación, te presentamos las áreas en las que se dividen los cascos del caballo y te damos algunos consejos para que tu cuadrúpedo no se resientan en estas zonas tan sensibles. Presta atención.

¿Qué es el casco del caballo y para qué sirve?

En primer lugar, hemos de señalar que los cascos de los caballos equivalen a los pies y las manos de los humanos. Ten en cuenta que estos animales solo tienen un dedo, por lo que requieren de una estructura que le sirva de cobertura. No en vano, podemos considerar que los cascos hacen la función protectora de unas uñas modificadas.

No es extraña, en el mundo de la equitación, la afirmación relativa a que los caballos cuentan con cinco corazones. No se refiere, por supuesto, a que este animal posea cinco corazones. Expresa que el bombeo de la sangre y la aportación biomecánica que este comporta dependen no solo de ese músculo cardíaco que es el corazón, sino también de los cascos de cada una de las cuatro extremidades. Para que las patas puedan imprimir los movimientos adecuados, es necesario que los cascos se encuentren en unas condiciones óptimas.

Pero ¿cuáles son las funciones más específicas de estas partes finales de las extremidades equinas? En primer lugar, se trata de un armazón que va a proporcionar una protección efectiva a las estructuras interiores del pie del caballo, entre las que se encuentran músculos y huesos fundamentales para la movilidad.

Aparte de poseer una función protectora, los cascos sirven para absorber el peso total de estos mamíferos tanto en reposo como en movimiento. En consecuencia, deben ser cuidados para que puedan amortiguar los golpes y propiciar los impulsos con las máximas garantías.

Y, por último, además de transferir la masa corporal en las maniobras de los équidos, estas partes de su cuerpo canalizan la energía necesaria para que ejecuten todo tipo de movimientos.

¿Cuáles son las partes del casco del caballo?

Una vez descritos los rasgos generales de los cascos equinos, es el momento de profundizar en su estructura. Vamos, valga la redundancia, por partes. Y desde afuera hacia adentro. Toma nota.

Las partes externas del casco del caballo

En lo tocante a las partes exteriores del casco del equino, resulta muy visible la pared. También es conocida como muralla o tapa, denominación que ya aclara su ubicación. En el área inferior se encuentra la suela, que también recibe los nombres de planta o palma. La ranilla, por su parte, ocupa una posición más central.

Además de estos componentes principales, están presentes los candados o las barras, los talones, la línea blanca, los surcos colaterales y la banda coronaria.

Lo primero que te conviene apuntar es que todos ellos están compuestas del mismo material córneo. Te recordamos que suponen una extensión de la epidermis.

Estas partes externas constituyen lo que conocemos como cápsula. Dicha cápsula está formada por tres tejidos principales. Sus túbulos están unidos mediante la córnea intertubular. En el interior de cada uno de ellos se encuentra la córnea intratubular. Por último, los túbulos de la suela, que se encuentran más distantes, se van desprendiendo en forma de escamas a medida que va creciendo la nueva córnea.

El crecimiento de estos túbulos discurre paralelo a un proceso denominado queratinización, el cual consiste en un endurecimiento de estos túbulos conforme la cápsula es presionada y estos tienden a doblarse y la compresión.

Las partes internas del casco del caballo

Por lo que respecta a las partes interiores de los cascos, albergan la estructura muscular y ósea que se encuentra protegida por la cápsula que te hemos presentado en el anterior apartado.

En cuanto a las partes concretas, destacamos, por encima de todas, la tercera falange, también conocida como tejuelo. Es el último hueso del pie y la inflamación de sus laminillas, por el sobrepeso del equino, provoca el enfosamiento o la infosura, puesto que se produce una rotación perjudicial de este hueso.

Otro hueso relevante es el navicular, que cuenta con una bolsa aneja. Por su parte, únicamente la zona inferior del hueso corona se encuentra dentro del casco. Y no olvides tampoco la presencia de la primera y segunda falange. El tendón flexor digital profundo y el tendón flexor digital común están integrados en el entramado muscular.

El cojín plantar también es identificado como almohadilla digital. Está formado por cartílagos, lo cual le confiere elasticidad. No solo absorbe los impactos, sino que también impulsa el bombeo sanguíneo desde los plexos venosos. Estos últimos conforman una red de vasos sanguíneos que irrigan el interior del casco.

El corion contribuye igualmente a la circulación interna. Se trata de un circuito vascular estructurado en venas y arterias que rodean los huesos. Está presente también en el área intertubular. Por último, los cartílagos laterales almacenan y liberan la energía, a modo de resortes, que se moviliza en las patas.

¿Cómo tienes que cuidar de los cascos de tu caballo?

Finalmente, te informamos de que has de controlar el peso y los hábitos digestivos de tu caballo para que la presión sobre sus cascos no acabe desembocando en una laminitis, que, en su estado avanzado, aparte de extraordinariamente dolorosa, resulta incapacitante. Por lo tanto, han de alimentarse de un pienso avalado por el nutricionista equino y no deben realizar cambios bruscos de alimentación.

Asimismo, las camas y los establos han de encontrarse limpios y exentos de humedad. Completa los cuidados mediante la limpieza, la hidratación y el herraje periódicos de los cascos.

En definitiva, las partes del casco del caballo son relativamente complejas para soportar adecuadamente su estructura corporal y sus movimientos. Profundiza sobre ellas para mantenerlas en un estado saludable.

Abrir chat
1
¿Quieres hacer el pedido por whatsapp?
Hola 👋👋 somos de Maktuk HORSES

¿Quieres hacer el pedido por whatsapp?
Déjanos tu consulta y te contestaremos lo antes posible... gracias por confiar en nosotros...

*👉 ¡¡No Olvides Seguirnos en Instagram!! https://www.instagram.com/maktuk_horses/