LABORATORIO DERMOCOSMÉTICO                            

LABORATORIO DERMOCOSMÉTICO    

Dermatitis estival equina: ¿qué es?

Tratamiento dermatitis estival equina

La dermatitis estival equina, como su propio nombre indica, es una afección especial que sufren los caballos en la piel durante la estación más cálida del año. En Maktuk queremos que tengas claro cómo puedes prevenir y, en su caso, ayudar a tratar este problema de salud equina. Por eso, te vamos a dar, a continuación, la información oportuna para minimizar sus eventuales inconvenientes. Presta atención.

¿En qué consiste este tipo particular de dermatitis?

Los rigores de las elevadas temperaturas propician unas complicaciones superiores para los cuidados comunes que exigen tus caballos. Por una parte, la exposición al sol y a las temperaturas extremadamente altas tiene los consabidos efectos relativos a la deshidratación. Estos no solo acaban haciendo mella en la piel, sino también, en general, en la salud de tu caballo. Por consiguiente, un primer consejo preventivo es que las salidas al exterior del box de tus animales no se hagan en las horas centrales del día. No olvides que algunos caballos también padecen la dermatitis por fotosensibilidad.

Pero lo que, verdaderamente, distingue a la dermatitis veraniega equina del resto son, como en el resto de las dermatitis alérgicas, las picaduras de los mosquitos. Los que causan esta enfermedad son los de la variedad Culicoides. De manera más popular, los puedes conocer como chinches. Su mordedura provoca, además, la liberación de histamina y otras sustancias del sistema inmunológico equino, lo cual tiene consecuencias en diversos desarreglos de salud en los caballos.

Por lo que respecta a las particularidades de esta dermatitis, te informamos de que las heridas que se van a formar van a tender a inflamarse y supurar. Además, como el caballo va a rascarse para conseguir una sensación de alivio, puede contribuir a exacerbarlas. Lo mismo podemos señalar respecto a las posibles infecciones por parte de hongos y bacterias en estas heridas.

El avance de las inflamaciones se suele dar acompañado de la presencia de pus cuando los gérmenes hacen acto de presencia. Aparte, las reacciones a la saliva inoculada por las picaduras de nuevos mosquitos suponen un reavivamiento de las lesiones. Mientras el animal se desuella, se roe para mitigar un dolor que va a acabar por hacerse más intenso y extenderse a zonas más amplias de su anatomía.

La piel se ve afectada grandemente en las áreas infectadas, por lo que se produce la caída del cabello, lo cual también genera una imagen antiestética del caballo. En especial, en la base de la cola o el peine de la crin, que es donde las inflamaciones y calvas se pueden llegar a recrudecer más. Puedes comprobarlos en estos caballos en fotos.

Así que, retomando la relevancia de la prevención, huelga señalar que evites el contacto de tus caballos con las áreas en las que proliferan estos insectos. Por ejemplo, las aguas estancadas en las que, en ocasiones, disfrutan de abrevar.

La dermatitis en caballos y su tratamiento

En primer lugar, tenemos que reseñar que se ha constatado cierta predisposición genética a padecer este mal. En este sentido, los caballos nórdicos, como el islandés, se han revelado como más propensos a esta clase de dermatitis. En todo caso, por si la observación de los síntomas que te hemos presentado no resulta suficiente, puedes solicitar un test in vitro funcional (FIT) para confirmar si el sistema inmune de tu caballo es sensible a los efectos ocasionados por estos alérgenos.

La dermatitis estival de los caballos, si la coges a tiempo, tiene un buen pronóstico. Eso sí, si se extiende grandemente y se reactiva habitualmente, puede convertirse en un problema cronificado. Asimismo, se trata de una sintomatología con tendencia a empeorar con la edad.

Si te estás preguntando por la dermatitis en los equinos y su tratamiento, hemos de decirte que este puede prolongarse a lo largo de semanas. La terapia tiene un elemento de choque evidente, que es la administración de cortisona para suavizar el prurito inflamatorio. Asimismo, el veterinario va a prescribir la toma de antibióticos contra las bacterias y antimicóticos frente a los eventuales hongos.

Productos de Maktuk para calmar y regenerar la piel

Por último, queremos detenernos en una recomendación que te puede resultar útil para aliviar o calmar la piel de los caballos. Nos referimos a nuestra crema regenerante antipicores. Nuestros científicos y veterinarios han preparado una crema protectora compuesta, en un 98 %, por ingredientes naturales.

Se trata de un producto perfecto para calmar el picor y regenerar la piel tanto en verano como en invierno. Ten en cuenta que su fórmula no contiene sustancias alergénicas, por lo que resulta especialmente recomendable para afecciones cutáneas como las que te hemos descrito.

Y es que sus gotas en la piel no solo reducen los dolores de la picazón, sino que, paralelamente, contribuyen a poner en marcha los procesos biológicos que han de restaurar el estado de la piel. Su utilización ayuda a acelerar los procesos de regeneración de la piel e incluso el crecimiento del cabello en las áreas donde se fueron formando las calvas.

Crema Regenerante Antipicores 200 ml

En cuanto a los ingredientes naturales, tenemos que destacar la acción de los oligosacáridos. Tienen un alto poder antioxidante, por lo que combaten eficazmente los radicales libres presentes en los procesos de envejecimiento. Unos procesos que, por otra parte, se acentúan en contextos como los relativos a las agresiones que suponen la radiación solar, la contaminación o las agresiones externas.

De todos modos, con el fin de no necesitar este producto para reequilibrar e hidratar la piel, es preciso llevar a cabo una prevención de la dermatitis veraniega de los equinos durante todo el año. Y uno de los métodos más efectivos pasa por cuidar la alimentación mediante la aportación de suplementos vitamínicos que contengan vitaminas, hierro, magnesio, cinc, etc.

Estas medidas, por último, se tienen que aplicar, debido a los efectos del cambio climático, cada vez durante más meses del año. Este fenómeno también atrae a mosquitos migrantes de otras latitudes. No está de más, en consecuencia, utilizar un buen repelente.

En definitiva, la dermatitis estival equina es una de las enfermedades estacionarias más molestas que pueden sufrir los caballos. Pon en valor nuestros consejos para prevenirla y, si tu animal ya la padece, emplea nuestros productos para acelerar los procesos de regeneración de la piel. Si necesitas más información, ¡contacta con nosotros!

Alberto Gil

Veterinario especialista en equinos con más de 30 años en el ejercicio profesional. Yeguada propia de caballos pura raza española.

Abrir chat
1
¿Quieres hacer el pedido por whatsapp?
Hola 👋👋 somos de Maktuk HORSES

¿Quieres hacer el pedido por whatsapp?
Déjanos tu consulta y te contestaremos lo antes posible... gracias por confiar en nosotros...

*👉 ¡¡No Olvides Seguirnos en Instagram!! https://www.instagram.com/maktuk_horses/